jueves, 14 de abril de 2016

José Carlos Cerqueira



José Carlos Cerqueira: empezar con buen pie


José Carlos Cerqueira fue el gran triunfador de la jornada inaugural de la temporada de primavera celebrada en el hipódromo de La Zarzuela. Sacó a la pista dos potros que no conocían la victoria (Mahón y Kuvasz) y ganó con ambos dejando algo más que buenas sensaciones. Este portugués nacido hace 40 años en Oporto está acostumbrado a empezar las cosas con buen pie: ganó a los catorce años en su debut como aprendiz en su país e hizo lo propio en su primera carrera como jockey profesional en Francia. Como preparador no pudo ganar en su debut en España, pero sí lo hizo en su segunda carrera gracias a Dubai Spring.

PORTUGAL, FRANCIA, ESPAÑA

Cerqueira se crió entre caballos y cuando llegó la hora de elegir profesión solo tuvo que decidir entre una raza u otra: “Me decanté por los purasangres porque eran los que más me gustaban. En Portugal, cuando empecé, las carreras tenían buen nivel. En Madrid no había carreras y allí montaban muchos jockeys españoles como Fernando Ocón, Agustín López, Fernando Martín, Miguel Marín o Bárbara Valentí. Gané cuatro o cinco estadísticas, pero después el nivel bajó y decidí buscar nuevas oportunidades”.

En aquel momento no pensó en España. Se marchó directo a Francia sin entender una palabra del idioma. François Domecq se convirtió en su mentor: “Empecé como mozo porque al principio estaba muy perdido, pero un día me dio la oportunidad de montar en una carrera. Era en el hipódromo de Argentan y ante los mejores jockeys franceses. Ante la sorpresa de todos, gané con una yegua que se llamaba Yoga. Aquello fue una verdadera locura, uno de mis mejores recuerdos. Aprendí mucho en Francia, pero echaba de menos a mi familia y, al cabo de seis años, volví a Portugal”.

De nuevo en su tierra, se sacó la licencia de preparador y venció en las dos estadísticas, convirtiendo a la yegua María en la estrella del turf luso al ganar con ella veinte carreras, pero todo eso seguía pareciéndole insuficiente, escuchó que en España se hablaba de la reapertura de La Zarzuela y de la Apuesta Exterior y volvió a hacer las maletas: “Empecé con Ángel Sánchez, después estuve con Francisco Rodríguez –con quién gané mi primera carrera en España con Zurita Blanca-, viví una época muy buena con Mauri Délcher porque me convertí en el segundo jockey de grandes cuadras como Miranda y Madroños, y más tarde estuve con José Carlos Fernández, que en paz descanse, porque fue la persona que me enseñó lo más importante: respetar y cuidar al caballo por encima de todo”.

JIMMY FALABELLA, TEO CALLEJO Y SHUMOOKH

El destino de Cerqueira cambió seguramente en otra jornada inaugural de primavera, estando ya a las órdenes de Teo Callejo. Año 2010: Teo tenía un caballo que jamás se había asomado a una llegada. Se llamaba Jimmy Falabella. Me prometió que, si era capaz de ganar con él, me dejaría montar a Shummookh, que venía de ganar el Hispanidad con Paquito Jiménez, en la reaparición. Gané con Jimmy, que pagó de ganador 49 a 1, y después gané con Shumookh y ya seguí montándole hasta el final. Es el caballo con el que más he disfrutado. Ganamos el Gobierno Vasco y fuimos segundos en el Carudel. Tenía mucho carácter. No le gustaban nada las caricias pero le encantaba correr. Le gustaba ir en punta y nos entendimos de maravilla. Lo llevo en el corazón. Cuando dejó el hipódromo le obligaron a correr galgos, pero no lo llevaba nada bien; por eso lo recuperé y pudo estar un año más al hipódromo. Físicamente seguía muy bien, pero ya tenía 12 años y lo retiramos. He pasado un año buscándole una buena finca. Sigue con la familia, se lo he regalado a mi hermana, que lo monta cada día en una hípica, en Portugal, disfrutando de la jubilación que se merece un caballo tan bueno”. Tampoco le fue mal con Jimmy Falabella, al que montó muchas veces más, logrando con él otros cinco triunfos.


Montando al gran Shumookh, su fiel compañero de galopes

BAJARSE DE LA SILLA

Al final sucedió lo inevitable. Cerqueira llevaba años peleando contra la báscula para poder montar a 56 o 57 kilos. Hasta que el cuerpo dijo basta: “En las tres últimas tres o cuatro carreras empecé a tener problemas físicos. Los médicos me dijeron que debía dejarlo antes de recibir un susto mayor y no me quedó más remedio. Estuve cuatro meses con depresión”.

No se planteó regresar a Portugal: “El turf de allí no me interesa”, dice tajantemente, y unos amigos le animaron a empezar a entrenar en España. Compraron a Cirdan y después a Dubai Spring, con la que debutó en el verano de 2013 y con la que ha vivido otra especie de romance hípico: “Como preparador trato igual a todos los caballos, pero a Dubai le tengo un cariño especial. Con ella fue mi primera victoria como preparador, después me la quitaron, y dos años después la compré y he vuelto a ganar con ella cinco carreras. Es mi reina. Siempre estará en la cuadra. Mi problema es que me enamoro de los caballos con mucha facilidad, pero entiende que Dubai es especial por todo lo que ha hecho por mí”.


En sus boxes tiene 16 caballos, pero los cinco de la cuadra Mediterráneo se quedarán con Leyla Ennouni cuando obtenga la licencia. Uno de ellos es Mahón: “El propietario me ha asegurado que seguirá conmigo hasta la Poule. Ha ganado muy bien, Es un caballo que tiene mucha potencia, aunque todavía está un poco verde y tenemos que trabajarle para que llegue a los 1600 metros del Cimera. Está muy sano y es como un armario, se parece mucho a su padre”. Kuvasz también podría correr la Poule, a pesar de que no está matriculado:“Al principio pensaba que no tendría la distancia. La carrera de hoy ha sido bastante falsa y él es todavía muy bebé, pero la monta de José Luis ha sido espectacular y seguramente correrá el Torre Arias. Si lo hace bien, lo reengancharemos para la Poule. Me alegro mucho por sus propietarias, Alicia y María, que están todos los días conmigo a pie de pista”.
Kuvasz ganando el Opcional. JAR

Entre sus potras clásicas, Cerqueira menciona a Electra Voice (Poet’s Voice y Electra Star), que ya ha ganado en Inglaterra y tiene clase para disputar el Valderas, siempre que antes lo haga bien en el Atlántida el día 20; y Satin Chic (Monsieur Bond y Satin Doll), de origen más humilde pero que me ha sorprendido desde que llegó hace un mes. También correrá dentro de dos semanas y está matriculada en el Oaks”. Entre los dos años, atención a estos nombres: Missouri (Keltos y Amalur) puede ser la más precoz, Centella (Bannaby y Via Scozia) parece más atrasada pero se está poniendo muy guapa, y Segulah (Federal Trial y Alameda) es muy pequeñaja y con mucho genio pero se mueve muy bien; y la próxima semana me llega un hermano de Desenmascarado. Estoy muy contento en España, me gusta el país y su gente. Mi vida está aquí”. Palabra de portugués pionero a su manera: sus compatriotas Marino Gomes, Ricardo Sousa o Tiago Martins han seguido sus pasos con bastante éxito. 

Marzo de 2016 (publicado en A Galopar)

Carlos Guiñales